Dale a la gente lo que quiere sentir: Marketing experiencial

A lo largo del tiempo se ha comprobado que, la probabilidad de recordar un elemento o hecho, aumenta si el cerebro humano lo recibe a través de una experiencia. A partir de esta concepción, nace el concepto del marketing experiencial.

Inbound Colours te cuenta los elementos que se deben de tener en consideración de cara a la aplicación de dicha técnica

Tabla de contenidos:

1. ¿Qué es el marketing experiencial?
2. ¿Qué puede aportar a mi empresa?
3. Vamos a aplicar este tipo de estrategia
4. Ejemplos reales
5. Conclusiones

 

1. ¿Qué es el marketing experiencial?

El marketing experiencial nace como una rama del marketing y su objetivo fundamental es fomentar los enlaces emocionales con los consumidores. Esta conexión, o vínculo emocional con los potenciales receptores, se realiza a través de la elaboración de experiencias directas con la marca.  

Puede que hayamos ido muy deprisa hablando sobre este tipo de marketing, vamos a dar un paso atrás y expongamos, en primer lugar, el concepto de experiencia. Según la RAE significa “un hecho de haber sentido, conocido o presenciado alguien o algo” o “Circunstancia o acontecimiento vivido por una persona”.

A partir de estas definiciones, hay que tener en cuenta un seguido de cosas importantes. Por un lado, en el marketing experiencial no debemos basar la acción en el producto o marca, el eje principal de comunicación que se transmite al consumidor, es la vivencia que se le propone. Por otro lado, es fundamental que nos atengamos a la definición de la RAE y recojamos uno de los conceptos que trata, sentir. Sentir hace alusión a los sentidos, estos serán el trampolín que las marcas deben estimular para conseguir generar esa concepción de experiencia.

 

2. ¿Qué puede aportar a mi empresa?

Hay un conjunto de beneficios que el marketing experiencial puede aportar a una empresa. Como siempre decimos, con una buena planificación y definiendo de forma correcta los objetivos, se pueden llegar a conseguir grandes ventajas: 

  • Lazos fuertes con los clientes: hemos abierto la publicación citando los beneficios en el recuerdo de las experiencias. Evidentemente, debe otorgar una experiencia positiva a los clientes para que este recuerdo sea bueno y aporte valor a la empresa. Entendiendo que este recuerdo sea correcto, hace que haya una fidelización a medio y largo plazo del cliente. Esto se traduce en una reiteración de compra de tu servicio o producto. Dicho de otra manera, más dinero, más cash, más beneficio en un futuro.
  • Diferenciación: ¿Cuál es el elemento que más dinero puede llegar a quitarle a tu empresa? Correcto, la competencia. Si una persona está pensando en comprarse un smartphone de marca prestigiosa, última generación y prestaciones, quizás tenga dudas entre Samsung o iPhone.

    ¿Qué van a elegir? Aquí también hace mella el marketing experiencial, otorgar a los consumidores una grata experiencia y un buen recuerdo, puede hacer que tomen la decisión cuando el beneficio funcional esté a la par.
  • Fomenta la relevancia y alcance: este tipo de estrategias le da una importancia extra al valor de la empresa. Este valor añadido aumenta el alcance que puede tener la marca y, así, se puede conseguir un recuerdo de ésta a la vez que se fomenta la asociación de conceptos.
  • Aumenta la confianza: este tipo de estrategias fomenta la posibilidad de educar y dar a conocer tu producto al cliente. Le haces sentir y vivir lo que realmente debe suceder con lo que se vende. De esta forma, el consumidor puede entenderlo de la forma correcta.
  • Aporta valor en los puntos de venta: las ventas en tienda física están disminuyendo. La evolución del e-commerce y la tendencia al alza de la compra por internet, hace que se desplome el beneficio obtenido en un punto de venta físico.

    Por este motivo, una marca debe plantearse otorgarle una experiencia memorable o, si más no, una experiencia a secas, al consumidor. De esta forma, el comprador de la tienda física, se lleva una buena imagen.

 

3. Vamos a aplicar este tipo de estrategia

Antes de seguir desarrollando esta entrada, queremos hacer un pequeño inciso. Hablar de marketing experiencial, da pie a pensar que nos centramos única y exclusivamente en el ámbito físico. Nada más lejos de la realidad, la evolución comunicativa que estamos viviendo, ha hecho evolucionar el concepto del marketing experiencial. Actualmente, podemos encontrar acciones experienciales en el ámbito digital. Sea en un sentido más tangible o intangible, si queremos aplicar el marketing experiencial para una empresa debemos seguir los siguientes pasos:

  • Conoce al público: sea la estrategia que sea, siempre se debe conocer al público objetivo. Cualquier empresa debe saber lo que mueve a sus potenciales compradores, para así darles lo que necesitan. También deben segmentarse para tener las audiencias localizadas.
    • Cliente como eje de la estrategia: si estamos diciendo que debemos de conocer al público, evidentemente, debemos centrar la comunicación en torno a ellos. Se debe crear una acción que los rodee y fomente la participación de estos.
  • Crea una historia: técnicas de esta envergadura necesitan tener un trasfondo, por lo tanto, es necesario crear y fomentar un storytelling. Es la forma más adecuada de generar emoción y conmover al público que se ha detectado. Esta acción debe contar una historia, de este modo, se podrá conseguir ese impacto anhelado.
  • Fomenta un diseño creativo: lo importante no es únicamente contar cosas al tun tun. Se debe crear una imagen que represente a la acción y también a la marca. Por otro lado, también debe ser una acción diferente y distintiva, por lo tanto, el arte que se le aplique debe ser diferencial.
    • Humanizar la marca: siguiendo el hilo del punto anterior, hay que dotar a la marca de unas características personales que genere personalidad a la acción y, en consecuencia, a la marca o entidad. 

  • Hay que estar presente en múltiples plataformas: sea en plataformas físicas o virtuales, hay que estar donde esté el público. Hay que ser consecuente y no buscar a un público senior en una universidad, de la misma manera, que no podemos buscar un público joven en una tienda de alimentación gourmet.
    • Las redes sociales también valen: en el caso de que el marketing experiencial sea en la vía pública o, mejor dicho, de una forma tangible, hay que llevar esta acción a la experiencia digital. Hay que pensar que las audiencias son detectables y, quizás, no todas ellas puedan acudir al sitio donde se exponga la acción. También, debe ser un canal para mantener el contacto de la gente que haya vivido esa acción.
  •  
  •  
  •  

 

4. Ejemplos reales

Nos gusta poder inspirar a nuestros lectores. Por este motivo, vamos a exponeros ejemplos reales de marketing experiencial que han realizado algunas marcas.

  • Coca-Cola y el cajero de la felicidad: contrarrestando lo que ellos llaman el “banco malo”, la marca crea un cajero con los colores corporativos. En éste, los usuarios de dos localizaciones seleccionadas podían extraer 100 euros a cambio de unas promesas que, posteriormente, alguno de ellos publicaron en sus redes sociales cumpliéndolas. De esta forma se ven elementos como el de contar una historia, estar en múltiples plataformas y que compartan la experiencia. ¿El resultado? Un recuerdo inolvidable.
  • Samsung y sus teléfonos a bordo: con el objetivo de lavar su imagen, la empresa coreana regaló 200 Samgung Galaxy Note 8, en colaboración con Iberia, en uno de sus vuelos. Después del fracaso del anterior Galaxy Note y sus peligros llevándolos en el avión, Samsung quiso dar un golpe sobre la mesa y generar una experiencia inolvidable a un seguido de personas.

    Parece que únicamente lo vivieron 200 personas, nada más lejos de la realidad, la repercusión mediática que tuvo esta acción, se extendió más allá de unos simples 200 usuarios.

 

  • LG y un ascensor: la marca de televisores coreana creó una simulación en un ascensor, cambiando el suelo por pantallas de la firma. En este caso, su objetivo era demostrar la gran calidad de imagen que tenían sus televisores. Los usuarios pasaban por un pequeño susto, el cual no olvidarán jamás, al ver desaparecer el suelo a sus pies.

 

  • Google Home mini y Donuts: Google abrió diferentes tiendas, en las cuales los usuarios apretaban un botón y preguntando algo al servicio de google, estos recibían una caja que podía contener o un donut o un Google Home mini.

 

5. Conclusiones

El marketing y la publicidad evolucionan. Esta afirmación la encontramos cada día los que estemos trabajando en el sector. El marketing de un lunes será diferente al marketing de finales de una semana. Lo que sí se puede ver, es que las emociones son muy determinantes en la toma de decisión de un consumidor.

Este último párrafo marca la importancia que tiene una acción de Marketing Experiencial. El hecho de hacer sentir a los consumidores potenciales de una marca una sensación, abre la puerta a generar y fomentar un buen recuerdo de la misma. Las tendencias de este tipo de marketing están cambiando, quizás ya no encontraremos una mega infraestructura en la vía pública, pero sí que puede ser que en las redes sociales experimentemos un storytelling que conecta a una comunidad. Esto último también es Marketing Experiencial.

Seamos abiertos de mente, dejemos que vuela la imaginación y dotemos a los potenciales consumidores de algo que recordar.

 

¿Quieres saber un poco más sobre la técnica del Marketing experiencial?

Consúltanos ahora

 

 

 

 

¿Qué te ha parecido el artículo?